Mantenimiento informático, contrata el paquete que necesitas

Antes de solicitar los servicios de una empresa de mantenimiento informático en Madrid es importe poder comparar y para ello lo mejor es seguir estos pasos:

– En primer lugar, es importante encontrar varias empresas diferentes para poder comparar precios y servicios. Para hacerlo solo hay que utilizar un buscador como Google y ver los resultados. Selecciona unas cuantas que te puedan parecer más interesantes o cuyas Webs te resulten más claras para realizar la comparativa.

– Una vez que ya te has quedado con cinco o seis empresas es importante ver qué servicios ofrecen, especialmente si necesitamos alguno que pueda ser un poco particular o en el caso de que queramos un paquete mínimo que resulte muy económico. Una vez que hayamos visto que tienen aquello que necesitamos llega el momento de establecer la comparativa.

– En la comparativa debemos de tener en cuenta varios puntos muy importantes:

  • Que no nos obliguen a pagar por cosas que no vamos a utilizar. En algunas empresas de servicios informáticos el paquete mínimo es tan sumamente amplio que acabamos pagando por muchas cosas que realmente no nos interesan. Descarta aquellas con un paquete mínimo excesivamente amplio y que tenga un precio alto.
  • Que garanticen una atención muy rápida. Es importante que cuenten con teleasistencia o asistencia remota. De este modo se pueden solucionar prácticamente al momento muchos de los pequeños problemas del día a día. Pero en caso de que el técnico deba de desplazarse a la empresa es fundamental que lo haga en un plazo de tiempo muy corto y que además los desplazamientos estén incluidos en la tarifa.
  • Que el precio sea razonable. No siempre la oferta más barata es la mejor. Si nos cobran muy poco, pero los desplazamientos de los técnicos hay que abonarlos a parte quizás no nos vaya a compensar el ahorro. Hay que saber cuánto nos cobrarían por desplazarse ya que en algunos casos compensa una tarifa plana de desplazamientos con tener tan solo una avería al mes.
  • Que la empresa tenga una buena fama. Si se trata de una empresa que solo poner su nombre en Google encontramos quejas y problemas relacionados con ella, lo más sensato es descartarla por mucho que sus precios sean razonables. Vale la pena pagar un poco más y contar con una empresa que cuente con críticas más positivas y con clientes más satisfechos.